esp
cat
Jueves, marzo 17th, 2016

El desconsol (Desconsuelo)

MMBCN

Categoria:

Etiquetas: , ,

La inmortal imagen del Desconsol (Desconsuelo)

El Desconsuelo es una obra capital del modernismo en Cataluña. En esta escultura aparece el cuerpo desnudo de una mujer apoyada sobre un podio donde deja caer sus cabellos empapados que le tapan completamente la cara. La posición curvada de su cuerpo nos transmite tristeza, abatimiento y en definitiva desconsuelo. La posición de sus dos brazos también apoyados y cerrados nos reafirma este sentimiento de pena y de dolor.

El desconsol - Llimona - Museu del Modernisme Barcelona
Josep Llimona, El desconsol (desconsuelo), c. 1917 – Museu del Modernisme de Barcelona

¿Por qué una chica desconsolada?

Aunque el autor de la obra nos muestra a una mujer con la falta de alguien que la consuele, y de ahí su nombre, tenemos que ir más allá y buscar un nuevo significado que nos ayude a comprender si esta chica, la real y auténtica, fue la que estuvo desconsolada o ¿fue en realidad el sentimiento de su familia? Para saber la respuesta a esta pregunta tendremos que saber la historia real de la mujer representada.

¿Quién es el Desconsuelo?

La figura femenina que aparece es Mercè Casas y Carbó. Ella era hija del matrimonio formado por Joaquim Casas Gatell y Madrona Carbó Ferrer. Su padre había nacido en 1803 en la villa tarraconense de Torredembarra y de muy joven marchó a la ciudad cubana de Matanzas con su hermano Ramón donde fundó varias empresas y se enriqueció. La barriada de los Indianos situada en el distrito de Sant Andreu de Barcelona nos recuerda la historia de todos aquellos catalanes, como el Joaquim Casas, que se fueron a hacer las Américas y volvieron para dar lugar a una nueva clase social con capital para invertir en la nueva industria catalana. En 1855, después de su regreso a Cataluña, Joaquim Casas se casó en Barcelona con la Madrona, una jovencita con quien se llevaba 28 años de diferencia. Fruto de este matrimonio nació un hijo, Joaquim, y dos hijas, Dolores y nuestra Mercè del Desconsuelo. Joaquim Casas Carbó se casó con Aurora Massó Verdaguer, Dolors con Agustí Biosca Casanovas y en cuanto a Mercè se casó con el barcelonés Josep Maria Vilanova Santomà. De los tres hermanos sólo Dolors tuvo descendencia.

El pintor Ramon Casas Carbó

Si observamos bien los apellidos de la Mercè Casas Carbó podemos comprobar que coinciden exactamente con el pintor Ramón Casas Carbó (1866 -1932). Este hecho se debe a que los dos eran primos tanto por parte de padre como de madre. Debemos remarcar que el padre del pintor era Ramon Casas Gatell, es decir, el que había acompañado al padre de Mercè en Matanzas. Además, su madre Elisa Carbó Ferrer era la hermana pequeña de la Madrona, madre de Mercè. Elisa destaca por comprar una finca de Can Garrigó, donde actualmente se conservan las casitas de la isla delPpasaje de Santa Eulàlia, y por comprar el monasterio de Sant Benet de Bages.

¿Cuando aparece la historia real del Desconsuelo?

Mercè Casas Carbó murió en la ciudad de Barcelona el 4 de agosto de 1901 aún sin descendencia. Esta muerte prematura acaecida en un año muy complicado para la familia Casas dio lugar a un sentimiento de tristeza y de desconsuelo especialmente remarcable a su marido, Josep Maria (1853 – 1925), y a su madre Madrona (1831 – 1910). En aquel 1901 el pintor Ramon Casas perdía, además de su prima Mercè, su tío Enric Carbó Ferrer, su otro primo Josep Maria Carbó Juncadella y su cuñado Josep Codina Prat casado con Elisa Casas Carbó (1869 – 1960).

El Dolor y la Resignación.

La familia Casas encargó la construcción de un panteón en el cementerio de Montjuïc para que descansaran los restos de Mercè. El maestro de obras fue Isidre Reventós i Amiguet (1849 – 1911), vinculado con los Casas gracias a la cervecería de Els Quatre Gats. En cuanto a la escultura que debía presidir el panteón se hizo el encargo al amigo Josep Llimona i Bruguera (1864 – 1934), el escultor más destacado del modernismo catalán. De hecho,  Reventós, ya había colaborado con Llimona en Els Quatre Gats: la figura del exterior de San José es obra suya. El resultado fue una obra esculpida en piedra llamada El Dolor i la Resignación (El Dolor y la Resignación) que si observamos detenidamente podemos ver la misma figura femenina del Desconsuelo pero cubierta por un manto.

La creació del Desconsol.

Sin lugar a dudas, una de sus obras más destacadas de Josep Llimona es el Desconsuelo de la que existen varias versiones. Llimona esculpió la primera en yeso en 1903 que actualmente se conserva en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC). Posteriormente realizó varias versiones de las que destacamos la que, con motivo de la V Exposición Internacional de Arte de Barcelona de 1907, recibió el premio de honor. También podemos ver otras versiones como la de mármol de 1917 que podemos observar en esta exposición del Museu del Modernisme de Barcelona, o las replicas situadas en el estanque de delante del Parlament dentro del Parque de la Ciutadella de Barcelona que se instaló en 1984 y la de la cuidad de Boston, que fue un regalo de hermanamiento con Barcelona, ​​en 1983.

Jordi Sánchez i Ruiz

Logo Arxiu Històric Roquetes-Nou Barris


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *