esp
cat
Miércoles, diciembre 30th, 2020

De dion bouton vis-à-vis

Categoria:

Casas disfrutó del teuf…teuf del motor de su de dion bouton de 5 caballos al menos, a partir de noviembre de 1901. El número 48 de Los Deportes relató una excursión automovilística de Barcelona a Manresa. La salida se produjo a las 6:30 de la mañana desde el monumento a Clavé, en la confluencia de la Rambla de Catalunya con la calle Valencia. Diecisiete coches desfilaron por el Passeig de Gràcia; al pasar por Sabadell, explicaba: «tuvimos el gusto de saludar al conocido pintor D. Ramón Casas, que estaba allí con algunos amigos en su automóvil viendo el paso de los excursionistas (…)». Fue el periodo de tiempo en el que se produjo el cambio de cuadro en las paredes de Els Quatre Gats. Fi del sigle xix [Final del siglo xix] se descolgó para dar paso a Començaments del sigle xx [Principio del siglo xx], otro cuadro de gran formato en el que se veía de perfil a los dos amigos, Casas y Romeu, vestidos con sombrero y abrigos de pieles sobre el de dion bouton vis-à-vis de color rojo. Casas en el rol de conductor, fumando su inseparable pipa con caliqueño, cuyo rostro era tapado por las pieles y el sombrero. Romeu, a su lado, de copiloto y con el semblante altivo, mirando hacia delante. En el lugar donde debía ir la banqueta de asiento, había una cesta de mimbre y sobre ésta, de nuevo, de pie Ziem, el popular Fox Terrier. De este periodo existe un dibujo caricaturesco con un de dion bouton de color amarillo, con un conductor vestido todo él de negro. El propio Casas anotó manuscrita la siguiente aclaración: «Esto quiere ser un Dion, aunque el ninot [muñeco] me ha salido demasiado grande para lo que es la voiturette». El modelo vis-à-vis se entregaba de fábrica con el asiento delantero montado. Posteriormente, el propietario en ocasiones cambiaba el sentido de vista —de esta manera los pasajeros también iban en dirección de la marcha— o bien se sustituía por una cesta de mimbre de iguales medidas que la banqueta. El modelo de Casas tenía una especie de volante debajo de la dirección; éste servía para cambiar las velocidades. En una simpática foto, Casas aparecía en otro modelo de de dion bouton. En ésta se veía a un forzudo, en decúbito dorsal obligado, que aguantaba unos rieles sobre los que estaba el coche ocupado por cuatro hombres, entre ellos Casas, que llevaba un canotier y fumaba pipa. En la zona central de la foto se podía distinguir los neumáticos de un Peugeot Frères de 1895; a la izquierda un panhard & levassor con ruedas macizas, fabricado entre 1894 y 1895, y en el extremo derecho se podía distinguir un renault frères doble faetón de 1902.

El lugar donde realizaron la performance fue seguramente el local del Auto-Garaje Americano propiedad de Joan Másfarré y Francisco Truco. Truco fue un conocido velocipedista y mecánico que junto a su socio abrió uno de los garajes más conocidos de Barcelona y también fue uno de los promotores del Automóvil Club de Barcelona. Casas, Masfarré, Truco y Abadal compartieron excursiones automovilísticas, como la que en mayo de 1901 organizó el Automóvil Club a Terrassa. En diciembre de ese mismo año, una breve noticia de Los Deportes informaba que:

«Los conocidos motormen Sres. Baixeras y Casas, han pedido 2 coches de la casa Renault Fréres, de 8 caballos, último modelo que dicha casa construye».

En el mes de mayo de 1902 Casas fue a Francia a recoger su renault frères tipo doble faetón junto a Truco, que recogió un renault tipo Tonneau. De nuevo, Los Deportes recogía la noticia, explicando que:

«Ambos han sido conducidos de París á esta ciudad por carretera sin sufrir el menor contratiempo, conduciendo el primero el conocido motorista Sr. Truco, pasando dicho coche á ser propiedad del nuevo chauffeur Sr. Fontcuberta, y el segundo vehículo fué conducido á ésta por su propietario el renombrado pintor D. Ramón Casas. Ambos automóviles han llamado poderosamente la atención por su esbelta forma, su elegancia y su buena marcha, habiendo sido adquiridos por sus propietarios por mediación de la casa Autogarage Americano de nuestros amigos los Sres. Masfarré, Truco y C.».

Cuando Els Quatre Gats cerró sus puertas, Casas regaló a Paco Abadal, amigo y compañero de fatigas automovilísticas, el cuadro Començaments del sigle xx en el que aparecía el de dion bouton. Durante muchos años, la obra se pudo seguir disfrutando en el concesionario que Abadal tuvo en la plaza Letamendi. En cuanto al forzudo, es probable que fuese el conocido como «Cop-de-puny». Santiago Rusiñol lo describía así en su libro L’alegria que passa de 1897:

«(…) Le llaman Cop-de-puny [Puñetazo], y ya solo el nombre da a entender. Estos bultos que sobresalen en sus brazos son todo fuerza concentrada que supura fuera de sí, de su cuerpo; estos rollos de vianda de las piernas es la fuerza de la coz, y estos cerros del estómago no se crean que son los alimentos: todo emana de la fortaleza. Cuánto él propina un puñetazo, cuenten con que causa un estropicio. Levanta un carro con los dientes (…)».

Casas se lo encontró en 1899. El primer número de la revista Pèl & Ploma publicaba una ilustración con personajes circenses, de los que comentaba:

«Son tres gimnastas de aquellos que Santiago Rusiñol grabó al aguafuerte en su Alegría que pasa. ¡Pero ya la han pasado, y tanto, cómo la han pasado! Casas los encontró en la Foire au pain de épice, y los conoció. Cop-de-puny todavía es más bruto que antes, pero tiene que suplir la fuerza con refinamientos de crueldad (…)».